¿Cómo ahorrar luz con la llegada del calor?

El verano es una época del año en la que muchos hogares ven aumentar su consumo de electricidad debido al uso del aire acondicionado, los electrodomésticos y la iluminación artificial. Sin embargo, existen algunos trucos y consejos que pueden ayudarnos a reducir la factura de la luz y a cuidar el medio ambiente.

¿Qué podemos hacer?

Estas son algunas de nuestras recomendaciones:

 

  • Utilizar ventiladores de techo o de pie en lugar del aire acondicionado, ya que consumen mucho menos energía y generan una sensación de frescor al mover el aire.
  • Aprovechar la luz natural durante el día y evitar encender las luces innecesariamente. También se recomienda usar bombillas LED, que son más eficientes y duraderas que las incandescentes o las halógenas.
  • Bajar las persianas y cerrar las cortinas en las horas de más calor para evitar que el sol entre directamente en la casa y eleve la temperatura. También se puede instalar un toldo en la terraza o el jardín para crear sombra.
  • Aislar la casa lo mejor posible para evitar que el calor exterior penetre en el interior y que el frío del aire acondicionado se escape. Para ello, se puede mejorar el aislamiento térmico de las ventanas, las puertas, la fachada, el techo y los suelos.
  • Ventilar la casa en las horas más frescas del día, como por la mañana temprano o por la noche, para renovar el aire y refrescar el ambiente.
  • Evitar las emisiones de calor dentro de la casa, como las que producen los electrodomésticos, los aparatos electrónicos o las cocinas. Se puede optar por usar el lavavajillas o la lavadora en programas cortos y con agua fría, apagar los dispositivos que no se usen o cocinar con el microondas o la plancha eléctrica en lugar del horno o los fogones.
  • Ubicar el aire acondicionado en un lugar adecuado, donde no reciba la luz directa del sol ni haya obstáculos que impidan la circulación del aire. También se debe limpiar los filtros al menos una vez al año y usar el modo ECO para ahorrar energía.
  • Controlar la temperatura del aire acondicionado y no ponerla demasiado baja. Se recomienda que esté entre 24 y 26 grados centígrados, que es una temperatura confortable para estar con ropa ligera y sin riesgo de resfriarse.

¡Es un placer para nosotros!

¡Muy pronto tendrás tus paneles!

¡Es un placer para nosotros!

¡Muy pronto disfrutarás de energía 100 % verde!

¡Es un placer para nosotros!

¡Te contactaremos muy pronto!

¡Es un placer para nosotros!

¡Te contactaremos muy pronto!

¡Es un placer para nosotros!

¡Muy pronto disfrutarás de energía 100 % verde!

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola!👋
Podemos ayudarte?